Madrid, 02-11-21

ABRIRSE A LA NADA Y DESPUÉS, ESCUCHAR

Amenazado por la lluvia
en esta atroz fuga,
el fuego escandinavo
atraviesa la hermandad

para dar significado
al espíritu lejano que suspiró.
Vacío de tus manos
abrimos camino
hacia la tormenta.
Canta,
voz aguda de sufrimiento
y torpeza.
Los sollozos del vacío
son tan grises
que en la noche
se perderán.
Se difuminan los pantanos.
A los lejos el mimetismo
hermético y transeúnte.
Cuidado.
El abrigo del mayordomo
en la aspereza griega del plagio está.
Insoportable virtud,
egodistónica hambrienta
que busca su hogaza de pan
entre caracoles vacíos.

Abrirse a la nada y después,
escuchar.

PAQUI ROBLES
Escuela de Poesía Grupo Cero
Taller Sábados 12.30h. Madrid
Coordinadora: Carmen Salamanca Gallego


 

 

Selección de Poemas Inéditos

 

 

index